Historia del Bolso History of the Handbag

El empleo de diversos materiales

 

 

 

 

 

 

Se emplearon muchos tipos de materiales, al principio eran hilos de oro y plata, más adelante se empleó el cristal en forma de minúsculas cuentas de todos los colores, para formar complejos bordados que representaban los motivos más variados, desde los de tipo floral, hasta los que representaban paisajes, figuras, monumentos e incluso figuras geométricas; se trata de un trabajo artesano encomiable en el que se empleaban cientos de horas para bordar un pequeño bolso o monedero y pasar miles de cristales perforados hasta completar la figura deseada; más tarde los bordados se realizarían con bolitas de metal, de acero y al final el empleo del plástico fue vulgarizando este tipo de trabajo.

 

 

 

 

Los bolsos con abalorios se han empleado durante los tres últimos siglos y, en casos excepcionales, los abalorios se mezclaban con auténticas joyas, tales como esmeraldas, rubíes o perlas. También se combinaban ricos bordados con boquillas espectaculares hechas en carey,  plata, oro o marfil.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La riqueza de bordados destacaba especialmente y llegaban a ser considerados los bolsos o carteras así decorados, como valiosas obras de arte.